Un sistema educativo que necesita ser reformulado y la web 2.0 como herramienta para el cambio.

Escribo este artículo como reflexión tras la lectura de la entrevista de Eduardo Punset a Ken Robinson,

http://www.educacionenvalores.org/spip.php?article2816 quien explica de forma muy clara y concisa cómo y por qué nuestro sistema educativo está desfasado y no prepara adecuadamente a las nuevas generaciones para el mundo en el que van a vivir.

Desde hace tiempo se viene hablando tanto en la política como  en ámbitos educativos de la necesidad de elevar los estándares educativos. Ken Robinson, sin embargo hace una observación que aunque parece muy simple no se ha llevado a cabo por el momento. Mientras que siempre hay que aspirar a mejorar los estándares de educación él plantea que si esos estándares son incorrectos el elevarlos no mejora sino que empeora el problema.

El debate que se propone pues es si nuestros actuales estándares son los adecuados para desenvolvernos en el mundo actual o si por el contrario, como argumenta Ken Robinson se han quedado obsoletos.

A la vista está que nuestro sistema educativo necesita adaptarse a las necesidades actuales. Nuestro sistema es un sistema enfocado a un sistema de producción industrial donde predomina la enseñanza de ciertas asignaturas ante otras. El modelo industrial, sin embargo empieza a ser más predominante en Asia mientras que Europa y EEUU están en un periodo de cambio y adaptación pero también de creación de un nuevo modelo económico. Estamos en la era de una gran disposición de información y conocimiento que se comparte y transmite a una velocidad de vértigo. Una era donde el modelo de trabajo es mucho más colaborativo y cuyas colaboraciones trascienden en muchas ocasiones fronteras. Es una era en la que se necesita tener la capacidad de cambiar, adaptarse y dar con soluciones rápidamente, donde la flexibilidad cobra una importancia como nunca antes se había visto. Todo esto es fruto de las nuevas tecnologías que ponen a nuestra disposición información y la posibilidad de comentar y participar con otros en tiempo real. Sin embargo, nuestro sistema educativo es rígido, individualista y muy jerarquizado. La información se transmite en una sola dirección, resumida y segmentada sin ser contrastada por los receptores ni mucho menos re-interpretada colaborativamente. Pero, ¿Y si enseñáramos con la web 2.0? Si es inherente a esta tecnología el poder compartir, colaborar y acceder a diferentes fuentes de información, comentarlas y por qué no, crear nuevas informaciones a partir de las ya existentes, cabe pensar que al  incluirlas en el proyecto educativo estaríamos dotando a las generaciones futuras de esas capacidades de trabajo en equipo, búsqueda de soluciones, tratamiento de la información y flexibilidad que requiere la sociedad actual.

No hace mucho que hemos empezado a hablar de la importancia de la inteligencia emocional, la diversidad de estilos de aprendizaje y la necesidad de aprender a integrarse en un mundo global. Mucho más comentado es la necesidad de volver a educar en valores y fomentar la creatividad. Nuestro sistema educativo jerarquizado resta importancia a las artes y las humanidades limitándolas al ámbito de expresión y entretenimiento y viendo poco valor económico en ellas. Estudios actuales en psicología y sociología, no obstante, nos hablan de cómo el no formarnos para saber sobrellevar nuestras emociones puede limitar nuestro aprendizaje y trabajo. También muestran cómo existen diferentes estilos de aprendizaje y ahora la atención a la diversidad es una preocupación de los enseñantes y se pretende personalizar la instrucción pero ¿Cómo tratar la diversidad en clases grandes y con sólo un profesor? Si pensamos que la web 2.0 nos permite colaborar pero también nos da la flexibilidad de afrontar una tarea de muchas formas diferentes, que la información así mismo se puede encontrar expuesta en forma escrita, visual, animada (en movimiento) etc ¿no parece hoy por hoy la forma más realista y fácil de poder adaptarnos a los diferentes estilos de aprendizaje de los alumnos?

Por último, en un mundo global, la capacidad de integrarse, adaptarse y entenderse con miembros de otras culturas se ha convertido en un objetivo primordial que hay que desarrollar desde una temprana edad. En este aspecto trabajos colaborativos, el acceso a redes y sitios donde participa gente de diferentes regiones y experimentar desde el principio las ventajas pero también retos de la comunicación entre personas con sistemas comunicativos diferentes es lo que mejor puede preparar a las nuevas generaciones a desenvolverse con soltura en el medio que les rodea y a desarrollar las habilidades que se va a esperar de ellos en un futuro.
Me gustaría terminar citando unas palabras de Ken Robinson que resumen la importancia de la necesidad de cambiar nuestro sistema educativo actual. ‘Ahora mismo, nuestra generación (y con esto no me refiero a ti y a mí, sino a toda la generación de personas que habitan en la Tierra ahora, a todos los que convivimos en el planeta) tenemos que enfrentarnos a retos que carecen de precedentes en toda la historia de la humanidad. Uno de los motivos por los que defiendo con tanta pasión que hay que modificar la educación y replantearse la creatividad es porque me parece que, a no ser que cambiemos nuestra manera de pensar en nosotros mismos, no estaremos a la altura de los desafíos a los que nos enfrentamos ahora. Y, si no hacemos frente a los retos, ¡las consecuencias podrían ser desastrosas! No quiero ser catastrofista, pero me parece que hay muchísimo en juego.’ Si gran parte del cambio ha venido impulsado por las nuevas tecnologías y en especial por la revolución que ha significado la web 2.0 ¿no debería ser ésta el punto de partida, de referencia y el instrumento clave para reformular nuestro sistema educativo?

Tareixa Garcia de Polavieja

One thought on “Un sistema educativo que necesita ser reformulado y la web 2.0 como herramienta para el cambio.

Leave a Reply